La tarde en que Elías Figueroa casi pierde la cabeza.

chamaco