Chile, 27 de agosto de 2020

Una amiga mía escribió algo y pidió que si no estaban de acuerdo evitaran hacer comentarios. Hoy escribo a título personal y pido lo mismo, si no comparte el tema absténgase de hacer comentarios.

Junto a otros colegas de mi profesión, participo en forma voluntaria de la Comisión de Derechos Humanos del Colegio Médico, Regional Concepción. Hablo a título personal, indico lo anterior para que quede de manifiesto por qué estoy en conocimiento de este tema. Los integrantes de la Comisión hemos viajado, semana a semana, desde Concepción a Lebu por un mes y medio. Durante esos fines de semana hemos ido a observar el Estado de Salud y Probable Vulneración de Derechos Humanos de un grupo de 11 mapuche, esto a petición de sus familiares al médico Presidente del Departamento de Primeras Naciones del Colegio Médico Nacional, ya que se encuentran protestando en forma pacífica mediante una Huelga de Hambre Líquida en la Cárcel de Lebu, entiéndase ayuno con ingesta de líquidos.

La situación se complejizó con el inicio de Huelga de Hambre Seca este lunes 24 de agosto de 2020 en que 3 de ellos también dejaron de consumir agua; día a día se han ido sumando otros más. Hay otras manifestaciones similares en cárceles de Chile en la actualidad. Las visitas han sido posible gracias a buenas voluntades de todas las partes involucradas, personas e instituciones.

Desde las protestas del ya desaparecido Mahatma Gandhi, exponente de la No Violencia nominado 5 veces al Premio Nóbel de la Paz, se le reconoce legitimidad a este tipo de manifestaciones. Por su parte la Asociación Médica Mundial dejó establecido el rol médico en la Declaración de Malta, la que no todos conocen, pero pueden buscarla gracias a la tecnología de hoy.

Estimados lectores, una persona que no bebe agua se muere entre los 7 y 10 días aproximadamente, como por ejemplo excursionistas que se pierden sin agua. En este caso es peor pues se trata de personas que vienen de un ayuno previo muy prolongado. Si, además, consideramos que algunos cumplieron 3 días sin beber líquidos, entonces deberían estar mañana presentando complicaciones cardíacas y podrían morir en los próximos cuatro o siete días restantes. Insisto, si te molesta el tema, no necesitas seguir leyendo y evita comentar si no hay sabiduría humanitaria.

En lo personal y donde participo en forma colectiva he tratado de establecer diálogos entre diversos actores, tanto con los involucrados directamente como con personas que tienen hoy la responsabilidad de estar pasajeramente en algún cargo de poder.

Como no queda tiempo he decidido pedirte a ti, estimado lector, si tienes una sana visión de país, que hables con tu gente de buen corazón, para que todos seamos partícipes de abrirnos a un diálogo verdadero, no de sordos, no cosmético y no realizar acciones burocráticas. Hay personas que se están muriendo y las respuestas y propuestas hasta ahora no han sido solución, prueba de ello es la agudización de problemas que han afectado también a personas inocentes. Tiempo…queda poco. Te pido que unamos buenas voluntades en forma expedita para frenar odiosidades y para demostrar que tenemos Conciencia de País. Demos una respuesta humanitaria rápida pues hay gente muriendo dentro de las cárceles y también sufriendo fuera de ellas, mientras la gran mayoría se siente orgullosa de vivir en Chile, tranquilos en sus casas. La solución no es por las armas sino juntando voluntades humanitarias. Hoy ya no queda tiempo para la burocracia.

VÍCTOR HUGO MARTIN TRUJILLO, 10.128.018-7, MÉDICO PSIQUIATRA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Se redita la novela Carne de perra

Carne de perra, de Fátima Sime A nueve años de su primera publicación por LOM ediciones, e…