547071_10200869037470539_1667679389_n
Cuando terminó la manifestación ciudadana por la educación chilena, la policía procedió a a dispersar la multitud, acosándola con bombas lacrimógenas, chorros de agua y balines de pintura. Frente al Parque Forestal, un muchacho se aproximó para ofrecerles una flor artificial. Los policías reacionaron con agresividad, pero igual insistió varias veces. Después que hice la foto, me acerqué a saludarlo. Se llama Alonso de la Cuadra y dice que hizo el gesto porque detesta tanta violencia gratuita.
correo electrónico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Se redita la novela Carne de perra

Carne de perra, de Fátima Sime A nueve años de su primera publicación por LOM ediciones, e…