Ministerio Público… ¿sufres del síndrome de Guildford?

Por Esteban Vilchez Celis La facultad del Estado de monopolizar el castigo de quienes infrinjan las normas penales implica una enorme responsabilidad. Si alguien comete, por ejemplo, un homicidio, entendemos todos que vulnera una norma esencial para la convivencia social. Todos comprendemos que, al mismo tiempo, lo sensato es que haya un juicio imparcial y que el Estado, a través de sus órganos judiciales y asociados, investiguen y condenen al responsable. Pero eso, creo, supone cuando menos dos cosas: (i) Hacerse responsable de una conducta profundamente ética, que busque la verdad y no solo condenar; y, (ii) Hacerse responsable...

Read More