De capuchas y pedradas. ¡Basta!

Por Hugo Dimter Y ahí estaban los encapuchados. Con sus escudos de lata y su lanzas. Tan flacos...

Lee mas