De capuchas y pedradas. ¡Basta!

Por Hugo Dimter Y ahí estaban los encapuchados. Con sus escudos de lata y su lanzas. Tan flacos como mascota abandonada. Recién llegados de Bajos de Mena, de la Huamachuco Tres, de La Chimba, La Legua y quién sabe donde más. Y ahí estaba yo. Absolutamente asombrado frente a esta columna de hijos de la Concertación, de Piñera y de la Nueva Mayoría. Porque ellos los procrearon; pero nosotros también. Marcha del 28 de mayo Me invitan a marchar como cualquier ciudadano que se opone a la represión y a tener más Rodrigos Avilés al borde la muerte como...

Read More