El beodo goleador

George Best, futbolista del Manchester United durante los 60, no sólo fue un prodigio de habilidad con el balón en los pies; sino también el jugador más farrero y bohemio del que se haya tenido memoria. Best llegó al mundo en Belfast, Irlanda del Norte, el 26 de mayo de 1946. Ya en ese tiempo su madre tiene una dependencia del alcohol que es escondida por la familia. A los 16 años se incorpora al Lisnasharragh para reencontrarse con algunos de sus compañeros de colegio luego de jugar rugby. Un veedor del Manchester United lo recluta en 1963. “He...

Read More