La noticia ha comenzado a circular con inusitada fuerza en el ambito cultural chileno: Mario Toral al Premio Nacional de Artes Plásticas 2021. Justicia divina esta postulación. Ojalá se concrete. A los 16 años, cual aventurero que es, decidió recorrer el mundo -demoró 20 años-, en Uruguay estudió, fue quien ilustró obras de Neruda como Machu Picchu, o los 20 poemas . Ha sido testigo de grandes acontecimientos y siempre ha deseado empaparse de las culturas y los pueblos. Toral y su obra es universal. Su pintura es un relato que siempre ha querido desterrar la violencia, pues -como él considera- lo armonico funda la creación. En un mundo en pugna entre lo civilizado y la barbarie, Toral ha retratado esa dicotomía con genial destreza. Las etiquetas lo tildan de surrealista. Toral es mucho más. Y hoy es es el momento de concretar un reconocimiento más que merecido.

Rodolfo Winkhausen señala que el arte de Mario Toral no es inquietante ni perturbador. Por el contrario, tiene el poder de apaciguar y hacer reflexionar al espectador acerca de la profunda poesía del pintor. No es sorprendente enterarse, por ejemplo, de que también es el escritor de cuentos, con muchas obras publicadas. En rigor sus óleos también cuentan historias de una manera no convencional: permiten al observador inventar sus propios mundos basándose en las sugerencias que el artista hace.

«La fantasía no existe. Nace del subconsciente, de tu vida. Lo que brota de eso es la obra».

«Hay Premios y premios. Hoy Mario Toral es postulado al Premio Nacional de Artes Plásticas 2021. Sus patrocinadores señalan: «Lo nuestro es un llamado a que Chile  públicamente  reconozca el lugar que ocupa Mario  Toral en las artes y la cultura» .

Mario Toral: el hombre y el pintor, ocupa un lugar de mucha relevancia dentro de la pintura en Chile, la que posee por su  madurez artística,  maestría y solidez extraordinaria que se aprecia plasmada en sus innumerables obras.

 Mario, un verdadero solitario con temperamento reflexivo. Cuando está creando, cuando está frente a la tela…. sólo pinta ..El no quiere ser más que un pintor ..Es de la minoría afortunada ..de aquellos que  se atreven a ser sólo lo  que  su esencia les ordena..

MEMORIA VISUAL DE UNA NACIÓN

El mural de Mario, obra monumental, es una presencia poderosa con conmovedora autenticidad, una revelación del subsuelo histórico de Chile.

Mario Toral  dirigió el pincel hacia el Chile profundo, el otro Chile, el ocultado por siglos.

Descubrimos en su memoria visual y moral a la página no oficial; la de los habitantes originarios, el Chile antes de Chile, ese pasado que realmente no ha pasado….. Plasmó por deber ético,  que la llegada de los  exploradores europeos no fue un descubrimiento, sino sólo un cruel encubrimiento histórico…aún en este siglo..

En el muro de la estación de la Universidad de Chile- lugar del espíritu de la nación- palpita el nacimiento, el habitante, los paisajes, signos, la vida, la muerte, oposiciones y reconciliaciones, todo a luz y sombras. Tributo a los poetas, que no sólo son chilenos sino universales, poemas hermanados con su obra visual, cercano y defensor del patrimonio natural . Su reconocimiento a los sabios cuidados de los pueblos originarios con el medio ambiente, y termina su obra monumental con el arcoíris de la esperanza.

Su mural no es una arenga, Mario Toral relata a Chile bajo la sombra de la Araucanía, el traje de maíz, de lluvia, de relámpago y volcanes. El Chile del pasado y el actual…Narró en dolor el bombardeo del ícono de la democracia nacional: el Palacio de La Moneda.

Es nuestro deber propender al crecimiento cultural de esta, nuestra nación. Por lo anterior, Chile está en deuda con el maestro Mario Toral, omisión que debe corregirse..y debemos ceñir su cerviz con laureles..Cooresponde..es necesario..no sirve un después, debe ser ahora, más aún cuando la muerte asola el mundo..donde la tristeza grisácea cubre el verdor y brotes de primavera..La vida, la historia debe celebrarse en Mario Toral y su visión poética de Chile. 

Toral es encantador, divertido y sensible. Pero eso no es suficiente para ganar el Premio Nacional. Entonces aparece su obra y ahí no hay discusión posible. Aspectos desconocidos como el rol de la mujer en su obra y la escena acerca de Carmen Gloria Quintana y Rodrigo Rojas en el mural de la estación de Metro Universidad de Chile, que finalmente fue reemplazada por una frase de Brech y luego, finalmente, inserta, nos dan cuenta de un Toral del cual poco se sabe y que es admirable, no por tomar un posición idelógica -que no es tal- sino por elevar la condición humana y la paz por sobre la infamia y el mal.

Puede interesarte: Lucía Guerra, mirada de mujer.

https://youtu.be/7cTiR6CmjQc

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Ventanas

Alcalde Marcos Morales: «El cierre de Fundición Ventanas no termina con el daño, perjuicio…