Home Agenda La mirada incendiada de Veronica
Agenda - abril 9, 2021

La mirada incendiada de Veronica

La madre de Rodrigo Rojas De Negri, finalmente, pudo ver el filme y hacer una crítica. En una entrevista realizada por el medio La voz de los que sobran señaló:

“No me gustó para nada. La encontré pésima y que es una burla al máximo de la memoria histórica, no solo a la familia, sino que a todos los muertos en dictadura. Además, la pone fuera de contexto. No hay un valor histórico tampoco, es de una pobreza política horrible. Yo tenía la esperanza que rescatara algo”, señala Veronica y agrega: «El cuento es que esta película la hizo Tatiana Gaviola sin ningún respeto a quienes vivimos la historia”.

“Entiendo que es una ficción, pero creo que debe tener algo de realidad. Además, es una historia que cuenta la Carmen Gloria Quintana, usando a Rodrigo como personaje principal. Lo que se muestra no tiene nada que ver la vida de Rodrigo. Es una lástima. Yo no esperaba verdad ciento por ciento, pero aquí no hay nada. El personaje del que está hablando supuestamente Carmen Gloria no tiene nada que ver con las experiencias y la vida de Rodrigo en Chile. Nada”.

Veronica De Negri

El abogado de Veronica De Negri explica el interés de la familia en ver el filme: “Nosotros consideramos fundamental resguardar el interés de las víctimas en circunstancias de que hay un derecho al acceso de este producto, a la memoria, un derecho intrínseco a estas personas que fueron víctimas y que tiene que ver con recibir un trato adecuado a esa posición y que no fue considerado. En ese contexto, el interés de Verónica y Pablo era tener acceso a la película en un margen de tiempo que les permitiese asimilar la información que eventualmente ahí iba a existir. En esa medida es que en las conversaciones fueron planteándose diferentes puntos y finalmente logramos llegar a un acuerdo en que se le da acceso a ellos a la película”, finaliza el abogado Sebastián Velásquez.

La madre de Rodrigo Rojas manifiesta que: “al final la vimos el domingo, tipo cuatro y media de la tarde. Incluso una de las cosas que peleamos era poder verla más de una vez para hacer una crítica profunda, pero la verdad es que ambos decidimos que no valía la pena, porque la película no lo vale. Pablo me decía, ´lo que no entiendo es por qué usan dos horas en que Carmen Gloria cuenta la “historia” de Rodrigo… ¿por qué no la pusieron a ella como protagonista contando su historia?´. Para mí también es una falta de respeto porque la presentan tipo telenovela, ponen dos romances que no tienen nada que ver… un romance de Rodrigo con una hermana de Carmen Gloria, ¡si ni se conocieron! Y ponen un romance de mi hermana, que además nunca vivió en la población. Otra cosa es que a Rodrigo no lo ponen ligado a los fotógrafos para nada. La historia que muestran no tiene nada que ver con la realidad de Rodrigo en Chile”.Verónica de Negri

-En la escena de la llamada que me hace, está totalmente fuera de foco. Esa es una llamada que nunca voy a olvidar, porque a mí me afectó escucharle su voz muy emocionado diciéndome “Vero, finalmente, te encuentro la razón”, porque peleábamos mucho sobre las posiciones políticas. En la película muestran a Rodrigo como un huevón que no tiene idea de Chile, que no sabía lo que era tener seguridad en la calle y eso es una falta de respeto a la memoria histórica de su persona. Además aparece en una parte que no tiene nada que ver con la verdad. La composición familiar no tiene nada que ver. A mi hermana la ponen como dueña de un boliche en la población y ella, en esa época, era abogada de la embajada de Francia. Ella es una mujer que ha vivido en África, Europa, Canadá, estuvo en el exilio, estuvo presa también, y no aparece nada de eso. No hay una vinculación histórica. Mira, en una parte aparece el personaje que hace de mi hermana mandando a Rodrigo al funeral de Ronald Wood, ¡pero Rodrigo estaba con los fotógrafos, en el camión de los fotógrafos!

-Para el funeral de Ronald Wood, donde aparece Rodrigo en frente a la cámara en varios videos que hay, y no nombran a Ronald. A Rodrigo le impactó mucho la muerte Wood porque fue cuando llegó a Chile. Ambos eran jóvenes de 19 años que lucharon por vivir durante cuatro días, porque Rodrigo murió cuatro días después que lo quemaron y Ronald también murió cuatro días después que le dispararon en la cabeza. Entonces, siempre hago una conexión entre ellos, un paralelo. A Ronald también lo llevo en el corazón, igual que a mi hijo. Incluso las fotos de Rodrigo del funeral de Ronald son impresionantes, como si hubiese tomado las fotos de su propio funeral, por eso es tan especial para mí. Entonces me parece una falta de respeto tremenda a Rodrigo, a Ronald Wood, y a Carmen Gloria también.

– En un momento muestran que hay una fiesta de Primera Comunión, y llegan los pacos a interrumpir, y todos sabemos cómo allanaban en esa época. A mi me allanaron mi casa a las seis de la mañana el 11 de septiembre de 1973 en Valparaíso, así que sé muy bien lo que significaba un allanamiento. Pero en la película, los muestran muy compuestos preguntando qué se estaba haciendo y ante la respuesta que era una fiesta se van… perdóname, eso te demuestra que los tipos ni siquiera han investigado la historia de Chile. A mi me importaría un bledo muchas cosas si se hubiera rescatado la parte histórica. Ponen a un huevón en bicicleta tirando en volantes y eso no se podía hacer. Lo que para mí refleja que tanto el que escribió el guión, el productor, la Gaviola y el distribuidor, fueron gente de los privilegiados que se fueron al exilio por cuenta propia y no porque lo necesitaban y volvieron siendo parte de la Concertación, gente que no tiene nada que ver con la realidad que se vivió en Chile antes y después de Pinochet. Me recuerda al Mañalich cuando dijo que no sabía que la gente vivía hacinada en las poblaciones, es más o menos lo mismo. No tienen idea, se farrearon la parte política.

-Además, deciden tirar esta película en un momento histórico, donde debería haber servido para educar a los jóvenes que nacieron después de la dictadura que son los que están protestando ahora. Podrían haber sido un aporte para esa generación y se la farrearon, eso me da indignación, al igual que cuando el productor dijo en una entrevista que ellos estaban haciendo un favor por revivir la historia. Por favor, yo estoy dando mi vida constantemente en esto. Además, hay una cantidad de jóvenes que ha hecho sus maestrías, sus tesis, incluso sus doctorados usando la historia de Rodrigo, y ahora hay un libro que está en camino, que será publicado como por julio, de la periodista de la Universidad de Chile, Pascale Bonnefoy, que hizo una investigación de lujo. Se vino a Estados Unidos, se instaló en mi departamento a ver toda la información que yo tenía, investigó en el Congreso, en los organismos de Derechos Humanos en los que trabajamos, en la comunidad latina, en Chile. Hizo la pega.

Tal vez te interese: Bobadilla y Cázares. Poesía mexicana y otros aderezos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Nuevo documental sobre Mauricio Redolés

Redolés, La urgente necesidad de la memoria: el nuevo documental El nuevo documental sobre…