Categoría: Libros

A matar 

Borges odiaba el fútbol porque no lo entendía, decía que no le gustaba porque los jugadores no se juegan la vida, sin embargo, nunca se acercó a un arrabal bonaerense a ver un partido en una cancha de tierra. En ese lugar, entre gritos, sudor, cabecitas negras y armas, podría haber comprobado que estos jugadores, efectivamente se juegan la vida en cada partido. Es más, se juegan la vida en cada balón disputado.

Read More
Loading