LA PESTE QUE DISCRIMINA A LOS POBRES Y DESAFÍA A LÍDERES CLEVERS O IMCOMPETENTES

.

“Cuando la cuarentena había aplacado las protestas sociales

contra una gestión que privilegia a los patrones

de las grandes plantaciones,

Aureliano Buendía detuvo su carruaje

y se fotografió en la plaza icónica de la protesta social.

Mefistófeles sonrió”.

(Cien años de soledad, Gabriel García Márquez)

.

    Por Jorge Scherman Filer

La democracia de la peste, en nuestro mundo actual, el coronavirus. Ataca desde pobres a ricos, a blancos, amarillos, negros y mulatos, africanos, americanos, asiáticos, europeos y oceánicos, sin distinción.  Cualquiera puede contagiar a su prójimo, tu prójimo te puede contagiar a ti. El Covid-19 nos demuestra que el sentido de comunidad es clave, y que individualismo neoliberal no vale de nada. Hay que cuidarse junt@s, sí o sí.

    Pero en la práctica el coronavirus discrimina a los pobres por tres vías principales. La primera opera debido a que la gran mayoría son trabajadores independientes, son pobres sin contrato de trabajo. Te ponen la cuarentena y si no sales a trabajar tú y tu familia se mueren de hambre. Y si sales a laborar para traer a casa el pan nuestro de cada día, te expones al contagio (y a una multa).

        La otra vía en que el coronavirus discrimina a los pobres es el hacinamiento y/o precarias condiciones de vida y vivienda. Mucha gente en un hogar pequeño, además con allegados, constituye un alto potencial de contagio. Se enferma un@ y casi de seguro le pega el virus a otr@ o más. Para muestra: las cinco comunas de la Región Metropolita con más altos indicadores de contagio (confirmados por 100 mil habitantes, Tasa de Incidencia Acumulada (TIA)): 1) La Granja, 5.083,5; 2) La Pintana, 4.525,3; 3) Independencia, 4.070,0; 4) Cerro Navia, 3.917,5; y 5) Conchalí, 3.890,9.

En cambio, en el Barrio Alto de Santiago, lo que denomino las comunas cuicas, el mismo indicador es también altísimo: 1) Lo Barnechea, 2.236,5; 2) La Reina, 1.907,2; 3) Providencia, 1.723,6; 4) Las Condes, 1.536,8; y 5) Vitacura, 1.385,7. Pero en promedio la TIA del Barrio alto es un 58% más baja que en las comunas más pobres nombradas previamente. https://www.minsal.cl/wp-content/uploads/2020/07/InformeEPI050720ok.pdf.

La TIA promedio de las comunas cuicas, 1.798,0, supera en 16,3% al promedio nacional, 1.546,0, pero no está tal lejos. Por el contrario, las comunas menos favorecidas de la Región Metropolitana están 178,0% por encima de la TIA del país.      

    La tercera vía de discriminación contra los pobres es el sistema de salud. No estoy diciendo que a los enfermos de Covid-19 no se los atienda en el sector público. Sino que en condiciones más precarias. Más saturadas. Por un equipo médico y auxiliar de una entrega notable, pero cansado y estresado. Muchos se han contagiado de los enfermos. Y en ocasiones, cuando están copados y han querido derivar a un paciente al sistema privado, este ha dicho  nuestros cupos son para clientes de las Isapres o simplemente privados que pueden pagar sin ninguna cobertura de salud. Esto es discriminación pura y simple, la dura realidad, la tiranía de los hechos, como suelo decir.

Es una mala cosa, aún peor, ser pobre con el Covid-19 flotando en el aire y enquistado en múltiples cuerpos que son cercanos o desconoces.

Me interesa también destacar en esta Introducción que el coronavirus lo pueden enfrentar las autoridades de distintas maneras. Las cartas no están echadas, y se pueden recibir y jugar de diferentes maneras. La primera es la cuestión de las cuarentenas nacionales o confinamientos totales. Versus parciales, aquí sí, aquí no, ahora sí, ahora no, tempranas o tardías respecto al primer caso, o como recomendaciones y no exigencias. Está también el asunto del cierre de fronteras, de entrada y salida de los países. La aplicación o no de toques de queda. El grado o intensidad de aplicación de tests PCR y trazabilidad, en confiar o no en sistema de Atención Primaria, el más cercano a la gente. El cierre de locales, excepto los de comida, fábricas y servicios básicos. La autorización o no de reuniones (en Papúa Nueva Guinea se limitó a cuatro personas). La asistencia a eventos y clubes deportivos, y servicios religiosos. Podría seguir.

Mi punto va a lo siguiente: hay líderes clevers y otros incompetentes en su forma de manejar el Covid-19. Los primeros han combinado un conjunto de medidas adecuadas y han tenido buenos resultados. Los incompetentes han sido permisivos con el virus, han privilegiado la economía por sobre la salud; en definitiva, han realizado casi todo mal, y los indicadores de coronavirus en sus países son un desastre.

No niego que la pandemia es muy agresiva y tiene facetas difíciles de prever, pero había opciones para enfrentarla. L@s líderes clevers tomaron el camino adecuado en un contexto muy incierto; los incompetentes nunca supieron realmente qué hacer.

En esta Nota final de la serie en que me ha ocupado tres meses en una vuelta parcializada al mundo, mi objetivo es una mirada comprensiva a la humanidad, ver cómo el virus se ha comportado en los cinco continentes. Para ello he optado por seleccionar los cinco países de cada continente con más confirmados y mirar al mismo tiempo sus TIAs , el porcentaje de muertos sobre enfermos de Covid-19, y la cantidad de muertes por 100 mil habitantes para cada país.  

            Los continentes son, en orden alfabético, África, América, Asia, Europa y Oceanía.

África                       

La situación está dominada por Sudáfrica y Egipto. Tienen entre ambos el 81,0% de los confirmados. Una TIA de 283,4 y 69,7, respectivamente. Un 77,5% de los muertos (más Egipto que Sudáfrica). Y 5 y 3 muertos por 100 mil habitantes (véase el cuadro a continuación).

Argelia sobresale por su tasa de letalidad: 6,2%. Sin embargo, tiene una TIA baja de 34,4 y una mortalidad de 2 fallecidos por 100 mil habitantes. Nigeria y Marruecos tienen el mejor performance mirados en global.

África en general, muestra indicadores de coronavirus mejores que los demás continentes, a excepción de Oceanía.

América

Es el continente por lejos con más confirmados del mundo: 5.087,8 mil. Aquí están los Top 1 y 2, EE.UU. y Brasil. La tierra de Lincoln con 2.772, 4 mil, y la de Chico Buarque con 1.496,8 mil. En conjunto representan el 83,9% de los Top 5 de América. Además, tienen TIAs muy altas. EE.UU. 838 y Brasil 704. Por último, 39 y 29 muertos por 100 mil habitantes (obsérvese el cuadro siguiente).  

Luego destaca Chile por su pésimo desempeño, con una TIA de las más altas del orbe, 1.507, y 48 muertos por 100 mil habitantes (estoy incorporando los 3.069 fallecidos que el gobierno anunció hace unas semanas y se iban a incorporar en las estadísticas, y que aún no se ha hecho).

Perú también tiene malos indicadores con una TIA de 886, y 30 muertos por 100 mil habitantes. Y México sobresale por su tasa de letalidad de 12,2%, una de la más altas del mundo. 

Los Top 5 de América concentran al 46,0% de los confirmados y al 45,5% de los muertos del mundo.

Asia

Aclaremos para iniciar este apartado, que Rusia lo incluí en Asia porque su territorio cubre toda Asia del Norte, sin desconocer que una parte importante, más menos 40%, está en Europa, muy mayoritariamente en el Este de este último continente.

            Y quiero ser muy explícito que excluí a China. País de 1.415 millones de habitantes que declara 84,9 mil confirmados y 4,6 mil muertos por coronavirus. Estos guarismos han sido fuertemente puestos en cuestión, y en lo personal no les creo. Y de ser ciertos, China no cabría en los Top 5 de confirmados en Asia.

            Dicho lo anterior, Rusia es Top 1 en confirmados en Asia y Top 3 del mundo: 666,9 mil.  Su TIA es de 457. Y muestra pocos muertos para un país de 146 millones de habitantes. La tasa de letalidad es de 1,5% y su mortalidad de 7 fallecidos por 100 mil habitantes. Ha sido cuestionado que Rusia tenga 9.844 muertos por Covid-19.

            India es otro enigma. Tiene un número parecido a Rusia en confirmados, algo menor: 625,5 mil dentro de una población gigantesca (la segunda mundial, detrás de China): 1.380,0 millones. Una TIA muy baja, 45,3, 18.213 muertos, lo que da una tasa de letalidad de 2,9% y 1 fallecido por 100 mil personas (cuadro que viene).

.

Siendo franco, sospecho de esta cifra de muertos de India, aunque no he leído ni escuchado que haya sido cuestionada.

Irán destaca por su tasa de letalidad (4,8%), en línea con la media del orbe, y una mortalidad significativa de 30 muertos por 100 mil habitantes. Y su TIA es media-alta (280,3), al igual que Pakistán y Turquía, pero con bajas tasas de letalidad y mortalidad.

Los cinco países Top en confirmados en Asia son el 17,7% del mundial, y sus muertos un 9,3%, lo que levanta la duda sobre los fallecidos en Rusia e India. Y claro, si tuviéramos datos confiables de China estos porcentajes cambiarían de manera importante.

Europa

El origen. Se dice que el Covid-19 se generó y comenzó en Wuhán, China. Pero sus primeros efectos devastadores y ampliados fueron en Europa Occidental. El primer caso se dio en Francia a mediados de Enero. Luego vino Alemania, la tercera semana del mismo mes. A fines de Enero fueron afectadas por primeros casos Reino Unido e Italia. Y por fin España, a principios de Febrero. En menos de un mes el coronavirus se había presentado en países claves de Europa Occidental, una historia ampliamente conocida.

Lo que no se sabe tanto, es la reacción tardía de estos países en tomar medidas drásticas, en especial la cuarentena o confinamiento total. Tardaron entre seis y ochos semanas, facilitando la expansión del virus. Es lo que llamo líderes incompetentes (como en Chile, México, Brasil y EE.UU.) que no se tomaron el virus en serio, versus líderes clevers: Argentina, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Polonia, Rumania, República Checa y Eslovaquia, que decretaron cuarentenas tempranas.

Los líderes incompetentes hicieron pagar a su pueblo llano un costo altísimo en confirmados y muertos. Al menos en Chile, enfrentan dos demandas judiciales (de un alcalde y un senador) por cuasi-delito de homicidio.

Estos cinco países de Europa Occidental, Top 5 en confirmados acumulan 1.178, mil. Y 146,3 mil muertos. Excepto Alemania, tienen una tasa de letalidad entre 11,3% y 15,5%. La mortalidad es la más alta que conozca (aparte de la belga), en Reino Unido y España: 65 y 61 fallecidos por 100 mil habitantes (cuadro a continuación).

Estos cinco países más afectados por el Covid-19 en Europa representan el 10,7% de los confirmados a nivel mundial, y nada menos que el 27,8% de los muertos. La explicación que se ha dado es que son sociedades con una distribución etaria donde predomina una población de mucho mayor edad, mucho más frágil frente al coronavirus. Nótese que en relación a los habitantes del mundo, este quinteto de países significan el 4,2%. La diferencia es abismante.

Oceanía

Un caso atípico para cuatro países que suman 40 millones de habitantes. “Apenas” 126 muertos y 9,8 mil confirmados. La TIA más alta es la de Australia, 32,4 muy parecida a la de Nueva Zelanda: 31,7. Al igual que las tasas de letalidad, 1,3% y 1,4%, respectivamente. Ambos países con 0 muertos por 100 mil habitantes (cuadro más abajo).

Y luego tenemos a Fiyi y Papúa Nueva Guinea, sin muertos. Y con “solo” 18 y 11 confirmados, y TIAs de 2,0 y 0,1, en el mismo orden.

Los cuatro se caracterizan por sus líderes clevers frente al coronavirus.

El continente de Oceanía despierta una sonrisa al compararlo con el mar de lágrimas de Sudáfrica, Egipto, Argelia, América, Asia y Europa    

El mundo

Una mirada global, o comprensiva del mundo, nos muestra que América tiene los peores indicadores en contagiados. Más de 5 millones y una TIA promedio ponderada de 735,7.

En cuanto a muertos Europa domina, con una tasa de letalidad de 12,4% y 45 fallecidos por 100 mil habitantes (abajo el cuadro de síntesis).

Asia es en apariencia un caso especial, muy marcado por Rusia e India. Posee la no despreciable cantidad de 1.993,3 mil contagiados y una TIA media-baja de 109,5. Tan “solo” 49,1 mil muertos para una población 1.784 millones. Un 2,5% de tasa de letalidad, la mitad mundial, y una mortalidad de 3 muertos por 100 mil habitantes. En cuanto a “bajos” fallecidos, Rusia e India marcan la pauta. Cifras difíciles de creer.  

África y Oceanía aparecen como los continentes menos dañados por el coronavirus, especialmente este último. TIAs muy inferiores al promedio ponderado mundial, 144,1. Lo mismo ocurre con la tasa de letalidad y la mortalidad (4,6% y 7 muertos por 100 mil habitantes en el orbe).

Cerremos esta Nota señalando que estos 24 países dan cuenta del 77,1% de los confirmados de la humanidad, y del 84,4% de los muertos por el Covd-19. Una muestra más que representativa. Aquí ha estado y está the core of the problem.

Y me asiste la convicción que con más líderes clevers y menos incompetentes se podrían haber hecho las cosas mucho mejor, y evitado el sufrimiento (y muerte) de miles y miles de personas, en especial de los más desposeídos.