CORONAVIRUS EN CHILE

 

Por Jorge Scherman Filer

 

Durante muchas semanas la dupla Mañalich-Piñera contaban una historia: estamos comparativamente muy bien con el Covid-19. O tenemos una mortalidad muy baja, solo 1% de los confirmados. En efecto, el 9/4 se contabilizaban 57 muertos de 5.972 confirmados. Éramos un ejemplo para el mundo y Latinoamérica.

Un mes y medio después la situación en términos de porcentaje no variaba: 1%, aunque ahora teníamos (23/5) 65.393 confirmados y 673 muertos. De nuevo el 1%. Empezaron emerger voces de que las cifras de muertos estaban subestimadas. Helia Molina, ex Ministra de Salud, Alejandra Matus, periodista de investigación, y Eduardo Engel, la voz más conocida y respetada de Espacio Público, dijeron hay otra historia que contar, hay más muertos que se están ocultando.

Pasaron los días y la verdad comenzó a emerger. Bajo la excusa de cambios metodológicos para contar muertos aparecieron de pronto 553 (la denomino metodología letal que hace emerger fallecidos). Y las cifras de muertos diarios comenzaron a subir día a día (con algunos vaivenes). Todo esto parecía una chacota, ni en Chile ni el exterior le creían al gobierno, siendo Mañalich la punta del iceberg, la cabeza más visible del desaguisado, la testa que iba a caer. Piñera ordenó instalar la guillotina en La Moneda y Mañalich debió sentir en su cuello su filo. El tozudo, el soberbio, el inepto, a cargo del MINSAL y de manejar la pandemia recibió lo que en chileno coloquial se denomina PLR (patá en la raja). O como dice el chiste que ronda, Mañalich dijo: “Me salió un PLR positivo”. Por incapaz y poco serio, digo yo. Nadie pasa piola ocultando fallecidos, hasta en la dictadura y después varios detenidos-desaparecidos emergieron a la superficie. Es un tema con que nadie puede festinar. Los vivos, contra viento y marea, buscan a sus muertos.

Al día de ayer (14/6) se reconocen oficialmente 231 muertos, el valor más alto para un día desde que comenzó el Covid-19 en el país (3/3). La cifra total de muertos es 3.101, acercándose al 2% de los confirmados (167.351). El triunfalismo hizo agua.

Veamos dónde se ubica Chile hoy respecto de sus muertos por coronavirus en el concierto mundial. En primer lugar, se ubica Top 20 en el número de muertos. Y Top 13 con 16 fallecidos por 100.000 habitantes (ver cuadro a continuación). Recordemos que nuestro país ocupa el lugar 62° en el mundo en términos de población.

 

1234

Los países más golpeados en términos de fallecidos por 100.000 habitantes son: 1) Bélgica; 2) Reino Unido; 3) España; 4) Italia; y 5) Suecia.  Y en la parte baja están: 1) Alemania; 2) Turquía; 3) Rusia; 4) India; y 5) China. Los valores de estos últimos dos países son difíciles de creer, por mucho que sean los más poblados del mundo, aunque yo sepa nadie ha cuestionado estos guarismos.

Chile se ubica en la zona intermedia baja, y con 16 muertos por 100.00 personas supera a siete países de los Top 20 con mayor número de muertos: 1) México; 2) Irán; 3) Alemania; 4) Turquía; 5) Rusia; 6) India; y 7) China. Y en el concierto Latinoamericano muestra cifras “mejores” que Ecuador, Brasil y Perú.

Se debe consignar que estos 20 países con más fallecidos representan el 91% de las muertes por Covid-19. Y un 55% de la población del mundo. Una muestra muy representativa. Las cifras indican un promedio ponderado de 9 muertos por 100.000 habitantes. Ahora, si excluimos a India y China, para quienes duden de su bajo número de muertos en relación a su población, los 9 fallecidos recién consignados se alzan a 26 por 100.000 habitantes.

En síntesis, Chile ha tenido que ir sincerando las cifras de fallecidos por el Covid-19. Y los resultados no son halagüeños. Se encuentra hoy entre los 20 países con más muertos del orbe. Hemos sobrepasado los 200 occisos diarios. Y si corregimos por el efecto de diferencias de población entre países, tenemos 16 muertos por 100.000 habitantes, lo que nos coloca en el lugar 13° del mundo.

Mañalich-Piñera tendrán que tragarse sus palabras al respecto: no sale gratis andar escondiendo muertos. Tarde o temprano hablan a través de los vivos.