“Quiero que las fotos que hago sean una experiencia inmediata y no una masticación. Sin embargo, sé que a la fotografía, como todo arte, hay que buscarla dentro de sí. La fotografía es como un milagro, sucede en un instante de luz, formas, tema y estado de ánimo perfecto: uno aprieta un botón casi sin saberlo y el milagro ocurre”, señaló Sergio Larraín en 1960.

 

Entre fines de los 50 y mediados de los 60, dio la vuelta al mundo con una cámara Leica entre sus manos. Tras abandonar sus estudios de ingeniería forestal en Berkeley, retrató desde el lado más oculto de Valparaíso y Londres, pasando hasta la captura de los guerrilleros en Casbah, en Argelia, y al temido capo mafioso Giuseppe Genco Russo, en 1959. A pesar del éxito, se desencantó de la vida que llevaba y en 1978 se retiró dedicándose a la meditación. 

 

Sergio Larrain’s Book 2013 by Agnès Sire and Gonzalo Leiva
All images copyrighted to MAGNUM PHOTOS
Music by Violeta Parra, Victor Jara, Claudio Arrau and Gustavia Band
Edited By Raimundo Lagos