Por Eugenia Prado Bassi

Vamos por el mundo que queremos vivir

Hoy, por segunda vez en menos de una semana, vuelve a aparecer la doctora Izkia Siches, asociada a una “posible carrera presidencial” orquestada por la izquierda. En medio del dolor de una pandemia, el delirio se vislumbra en una campaña digitada desde el oscuro lugar donde la derecha produce sus comunicaciones[1] para reducirnos a lo de siempre: un mundo dividido en dos. Durante siglos, una minoría nos divide en dos, cómo si eso fuera posible, durante siglos, esa minoría logró perpetuarse, siempre desde el lado que divide, ahí mismo donde se instala el miedo, pero, ya no tenemos miedo y por lo mismo hoy no podemos hacer vista gorda a los ataques que buscan opacar nuestros deseos por una vida otra, que se está construyendo con y para todos. Hace un par de días, la presidenta del colegio médico, Izkia Siches, fue asociada a una zorra, con las acepciones que tiene ser tildada de “zorra”[2], al menos dos. ¡Qué formas indignantes e irrespetuosas de tratar a las mujeres tienen estos sujetos que peligrosamente representan una mínima autoridad, y que, por eso creen que pueden vomitar sus miserias! ¿Qué se creen? ¿Cómo pueden seguir en sus cargos desde sus cuotas mínimas de poder y que no les pase nada? Creo que estos ataques, no pueden pasar inadvertidos ya que buscan degradarla como mujer porque no pueden desacreditan su trabajo profesional, que es impecable. La doctora Izkia Siches es una destacada profesional de la salud. Ha sido un aporte para aprender y entender más de esta, crisis sanitaria, y la pandemia. Por su actitud comprometida, certera y su evidente inteligencia, trasmite confianza y, como presidenta del colegio médico, tiene el respaldo de sus colegas. Como, ciudadana confío en ella, a diferencia del ministro Mañalich que ha encabezado las comunicaciones desde el inicio de la pandemia, y en quien no confío.[3]

Estas agresiones me hicieron acordar cuando Alexander Aránguiz, ex candidato a alcalde de RN, amenazó a Camila Vallejo por Twitter: “Muerta la perra se acaba la leva”[4], el año 2011.

También cuando en 2012 Ravinet afirma que le puso “Camila Vallejo” a su perra “porque es linda y revoltosa” en la una sección “Vale Callampa” [5] del Clinic.

Atacan a la doctora Izkia Siches por admitir que estudió en un colegio “picante”, a mí me parece que es hablar con franqueza sobre lo que ya sabemos, que hace más de cuarenta años la educación de calidad en este país se paga, que la educación pública es pésima y ha sido desmantelada y que las excepciones están relacionadas con la calidad humana y el nivel de sus profesores, con el oficio, el amor y la vocación y no con las políticas públicas del país.

La Tercera Diario es un naufragio. Ya no saben cómo congraciarse con alguien que les pague sus patéticas suscripciones. Periodismo burdo, oficialista, misógino que abre sus páginas a sujetos como Ricardo Escobar C., ex director del sii, que con dichos completamente vulgares, buscan congraciarse, como lo han hecho desde siempre con el poder y desde ahí denigrar a una profesional de primer nivel. Los ataques a la doctora Siches, una mujer que habla con responsabilidad y discute sobre materias tan fundamentales como la crisis sanitaria en esta pandemia por coronavirus, son inaceptables y merecen todo nuestro repudio. Así como los ataques a Camila Vallejos, porque son mujeres inteligentes y bellas, tal vez, ahí su mayor provocación.

Pero hoy, un hecho extraordinario se extiende por todo el planeta. Un quiebre profundo. Una fisura peligrosa. El virus, Corona-virus se esparce develando el horror en el que viven muchos de sus habitantes. En medio del miedo, el dolor y la muerte, surge la esperanza. Hemos visto como las comunidades se organizan en distintos puntos del planeta para socorrer y ayudar a otros. No porque antes no sucediera, sino porque ahora podemos ver esas organizaciones en las redes, una gran diferencia que pudiera ser el punto de partida desde donde pensarse un nuevo mundo, y ahí estaremos compartiendo saberes y experiencias en espacios de igualdad y respeto por la vida y la de todos los seres humanos en sus múltiples diferencias, porque somos poder, somos potencia y eso me anima a pensar que, ahora mismo, estamos transitamos por un cambio radical.

 

Eugenia Prado Bassi, junio de 2020.

 

[1] https://www.latercera.com/opinion/noticia/izkia-presidenta/XWWRNKNZHNGQNMXM2LEUNSAU6M/

 

[2] https://www.latercera.com/opinion/noticia/la-politica-la-zorra-y-el-cuervo/OLW6VDVJZRDW5H5ITLEWSOXH7Q/?fbclid=IwAR1jtNIMwmESCgbT8xnL9Hh4dJC9KQgs8Aq052VSoenudw65RxQrjdM5RLY

 

[3] https://www.t13.cl/noticia/politica/ex-ministro-manalich-fue-expulsado-del-colegio-medico-supuestas-faltas-etica

 

[4] https://radio.uchile.cl/2011/10/06/ex-candidato-a-alcalde-de-rn-amenaza-a-camila-vallejo-por-twitter-%E2%80%9Cmuerta-la-perra-se-acaba-la-leva%E2%80%9D/

 

[5] https://www.theclinic.cl/2012/05/27/ravinet-le-puso-camila-vallejos-a-su-perra-porque-es-linda-y-revoltosa/