La noticia ha corrido por las redes: “Fiscalía Oriente confirma que presentó solicitud al 8° Juzgado de Garantía para audiencia de formalización contra Sebastián Izquierdo y su principal colaborador”.

A_UNO_1155132-1024x683
El fiscal encargado de procesar al terrorista Izquierdo debería lograr evidencia de que Kast, Coloma y la UDI le prestaban apoyo para acopio de sus artefactos en la sede de Bulnes 80, y logística de sus actos matonescos y criminales contra civiles. A las fotos existentes debería sumarse la confesión de Izquierdo. Salvo que Izquierdo negocie y cargue con toda la culpa. En este caso, y cuando por parte de la derecha se habla de terrorismo hasta con las parvularias que levantan un cartel o quienes proyectan la palabra Hambre, se verá cuál es realmente el papel del poder judicial: animadas marionetas o los encargados de dilucidar hechos graves e impartir justicia.
El fiscal regional Manuel Guerra precisó que “ellos atacaron a distintas personas en el contexto de manifestaciones por la opción ‘Rechazo’ que se desarrolló en ambas oportunidades en la comuna de Providencia. Se han reunido testimonios de varias de las víctimas, exámenes clínicos en el Servicio Médico Legal y evidencia de naturaleza audiovisual que da cuenta de la existencia de los delitos y la participación”.
Y agregó: “Nos ha parecido adecuado, habiendo transcurrido un tiempo suficiente de investigación y habiéndose reunido los antecedentes necesarios, tomar la decisión de formalizar, por lo cual esperaremos que se fije fecha por parte del Octavo Juzgado de Garantía de Santiago“.

Sebastián-Izquierdo

 

El persecutor fue enfático en señalar que “el Ministerio Público no ampara ningún acto de violencia, sea quien sea la persona que lo ejecute y con indiferencia de quiénes sean sus víctimas. Por eso se ha desarrollado esta investigación, conforme a las denuncias efectuadas por las víctimas. En total, estamos hablando de seis hechos distintos y se les comunicará la imputación en la audiencia“.
La indagatoria llevada a cabo, ha permitido acreditar dos incidentes donde Izquierdo y Belmar fueron protagonistas de violentos agresiones a transeúntes que cuestionaron la manifestación, periodistas que cubrían la marcha y dependientes de locales emplazados en avenida Providencia, por donde transitaron las acotadas marchas por el rechazo.
Ahora hay otra pregunta que también necesita respuesta y culpables: ¿Por qué Carabineros le prestó apoyo y no hizo nada para impedir las golpizas contra civiles? ¿Por qué de inmediato no lo detuvieron?