Montañista Mauricio Purto y su pelea contra minera Angloamerican

 

Por Gabriela Pazos

Director de la Fundación Cumbres -dedicada a la preservación de las montañas y a la rehabilitación de personas en situación de calle, abandono y adicciones desde 2012-, andinista, documentalista, escritor y médico, entre otros, Purto se ha transformado en un activo defensor de las montañas y glaciares, amenazadas por la minería. Hoy lo que lo tiene inquieto es la ampliación de la mina de cobre Los Bronces propiedad de la multinacional Angloamerican, cuyas labores sin permiso ya han afectado los glaciares colindantes al Santuario de la Naturaleza Yerba Loca, en el sector oriente de Santiago.

¿Cuál es la situación de la empresa hoy con el Santuario de la Naturaleza Yerba Loca?

-Angloamerican es una empresa siniestra y arrogante que le ha doblado la mano al estado chileno. Angloamerican ya está en Yerba Loca. Hay instalaciones de faenas en el lado sur del Cerro La Paloma, eso lo publiqué en fotos. Se hizo un túnel de un lado al otro en el cerro sin permiso y cuando se publicaron fotos dijeron que era un túnel de prospección. Esa ha sido la política de esta empresa: funcionar primero con la negación y una vez que los sorprendes y le compruebas, se hacen los locos y dicen que es un túnel de prospección, cuando lo cierto es que es un túnel de producción.

¿Qué papel ha jugado la institucionalidad ambiental en todo esto?

-El proyecto Los Bronces subterráneo -que está debajo de Yerba Loca- en un primer momento se iba a aprobar a tajo abierto, pero se aprobó subterráneo, lo que significa varias cosas. Significa una vulneración de un santuario de la naturaleza, significa que lo que dijo el ex alcalde de Lo Barnechea Felipe Guevara (hoy Intendente) en cuanto a que no iban a tocar Yerba Loca hace unos meses, es falso y significa que el proyecto va a dejar a Santiago corto de agua dulce para el sustento humano.

¿Qué pasos debieran seguirse entonces?

-Lo que corresponde en estos casos, dado que el Ministerio de Medio Ambiente no lo hizo, es usar el canal jurídico demandando a esta empresa y luego entablar un recurso de protección para la población de Santiago porque el Ministerio jamás debió haber dado un permiso. Primero tendrían que haber reconocido que actuaron con política de hechos consumados, o sea, que hicieron  un túnel sin permiso y después lo legalizaron. Así es cómo han actuado siempre. Por otro lado, el Ministerio de Ambiente no supervisa y sus normas de supervisión son muy laxas. Por lo tanto, estamos aquí ante lo que se llama una plutocracia, el gobierno del “capital”, donde está coludido el gobierno, la empresa y cierto periodismo. Entonces, es muy complejo salir de ese escenario, pero si se trata del agua dulce de Santiago hay que pelearla.

Angloamerican tiene también además dos tranques de relave sobre El Arrayán, cuyos muros de contención no cumplen normas. Quedaron de hacerlo de acuerdo a la formulación que hicieron en el Ministerio de Medio Ambiente, pero no lo han hecho. Por tanto, si hay un sismo sobre grado 8 es probable que se caiga todo el relave sobre el cajón de El Arrayán. Es muy mala la supervisión ambiental de este gobierno.

La política de hechos consumados de Angloamerican es reiterativa en este país y ha atravesado a distintos gobiernos. Eso es muy irresponsable.

-Nadie le ha puesto el “cascabel al gato”. Piensa en lo que pasa en Quintero-Puchuncaví con la chimenea de Ventanas, que es como el Chernobyl chileno. Hay gente que muere producto del óxido de azufre que tira la chimenea que convive con la ciudad. Quintero era un puerto súper bonito, tenía un club de yates, era una caleta hermosa y esta chimenea le cambió la cara. El gobierno actual y los anteriores se dan el lujo de que muera gente. El Estado está para satisfacer al individuo, o sea, se podría declarar insconstitucional al gobierno por no proteger a la gente de Quintero-Puchuncaví. No le interesa cerrar Ventanas, dice que prefiere que siga funcionando, a pesar de que muera gente. En la balanza puso la vida humana, lo que es muy grave. Quiere decir que esto que están haciendo en Yerba Loca, esto de dinamitar el glaciar, mover montañas, no es nada frente a la vida humana. Entonces, qué les puede importar eso, si no le importan que mueran niños en Quintero-Puchuncaví. El fin justifica los medios.

91466192_204445484141581_7777037122707390464_n

¿Cómo ves la efervescencia ambiental que estamos viviendo? Hace unos meses se suspendió la COP 25.

-La COP 25 era una oportunidad para mostrar la cara real ambiental de Chile, la cara real del impacto ambiental de las empresas mineras, salmoneras, termoeléctricas y el etcétera, etcétera, que contaminan y destruyen. Chile está mostrando una cara afuera como “verde”, pero es una esquizofrenia, porque por dentro somos totalmente destructivos. El presidente dice que estamos bajando las normas de carbono y al mismo tiempo en Isla Riesco hay tronadoras para sacar carbón para surtir las termoeléctricas. Estos mensajes doble vínculo crean una cultura esquizofrénica. Estamos divididos, la autoridad dice lo que le conviene en el momento y no hace nada.

Y surge la gran maquinaria del “maquillaje verde” de las empresas

-Imagínate que Angloamerican hace lavado verde (“green washing”), organiza seminarios de montaña y sale con que sus autos funcionan con electricidad. ¿Pero tú sabes lo que significa romper un glaciar? Ellos dicen, bueno, producimos tantos millones en cobre, pero cuántos millones de metros cúbicos se pierde por hacer esa mina. El agua que va a usar Los Bronces subterráneo va a dejar en carencia a Santiago, ya que está sobre Santiago. Eso no lo han dicho. Vamos a quedar sin agua. Yo pienso en cómo la Ley Minera puede estar por sobre las otras leyes, y sin Ley de Glaciares, porque para los mineros los glaciares son un obstáculo para llegar al cobre.

Yo creo que se va a hacer este proyecto, se va a explotar hasta que se les acabe el agua  y cuando haya un remezón gigante se van a caer esos tranques de relave, se les va a caer el techo del Valle Yerba Loca sobre su mina. No saben lo que están haciendo, porque la montaña no es lo mismo que Chuquicamata. Esto es otra cosa.

Estamos en una situación complicada porque el otro gran surtidor de agua de Santiago que es el Río Maipo también está amenazado

-Claro, las empresas de agua potable quieren que el gobierno declare con crisis hídrica al Río Maipo, pero así y todo van a hacer Alto Maipo, una central que no va a tener las condiciones de flujo de caudal y van a privar de agua a muchos valles colindantes.

Hay un desorden que raya entre la corrupción y la estupidez, un infantilismo típico de nosotros, que echa todo a la talla. Pero, el agua de Santiago no es una broma, hay 7 millones de personas que dependen de esto. Y el gobierno no tiene ninguna conciencia, en acciones no hay nada.

Y una gran mayoría de los habitantes de Santiago tampoco reacciona para conservar estas fuentes de agua, ya que como no ha habido aún desabastecimiento se piensa que es un tema lejano, de “otros”.  

-Mientras no te llegue a ti el palo no vas a tener conciencia, ni vas a ayudar, pero tú ves que ahora hay tremenda crisis hídrica. Mostraban en Putaendo a una persona a la que se le han muerto 700 vacas  y tú ves que Chile está lleno de paltos. Entonces hay una crisis poderosa en cuanto al uso del agua y los derechos de agua. Estamos complicados.

Y desde el ejecutivo y el parlamento no se ve convicción para revertir la privatización de los derechos de agua en el único país del mundo que los mantiene en manos privadas y no en manos de las comunidades    

-Qué vergüenza, qué vergüenza todo esto. Pienso que hay un Chile plutocrático de 60 familias que gobiernan todo Chile, Don Dinero gobierna. O sea, hagamos lo que sea, si hay que romper un glaciar, hagámoslo, total, hay tantos glaciares. Si para producir un kilo de cobre no sé cuántos litros de agua se usan. Actualmente Los Bronces gasta 780 m/seg que es el equivalente al consumo de agua de La Serena y Antofagasta juntos. Los Bronces subterráneo que es más grande, va a consumir el doble, lo que significa que la mina consumirá el equivalente al consumo de agua de Concepción, Osorno, Temuco y Puerto Montt. Si sumamos todo eso tenemos el agua de Santiago más el agua de Alto Maipo. Eso lo tiene que saber el Ministerio del Medio Ambiente, pero igual pone el timbre y la firma.

Has denunciado un conflicto de interés entre el Municipio de Lo Barnechea y Angloamerican

-Sí, tú ves que la minera le dio $3.500 millones para “obras benéficas” al exalcalde Guevara para que cierre el Cajón de Hierba Loca. La entidad fiscalizadora recibe dinero de la parte fiscalizada. Ahí hay un conflicto de interés. Para salvar este conflicto de intereses, del 2017 para adelante Angloamerican no le da plata a la municipalidad, sino a Outlife, que es la empresa que tiene la concesión de Yerba Loca. Si no estuviera la plata de Angloamerican, el manejo de Yerba Loca correspondería a la municipalidad. Entonces, igual hay una triangulación, ya que en vez de que la municipalidad le pase plata a los guardaparques, a estos les pasa directamente la plata Angloamerican. Así lo hicieron para desviar el dictamen de Contraloría en cuanto a que no pueden recibir plata. Es un desastre, es un desastre Chile ambiental.

Como ves la respuesta ciudadana frente a la destrucción del medio ambiente. Hace pocos meses tuvimos marchas multitudinarias por el cambio climático. ¿Ves con esperanza este movimiento mundial?

-Creo que hay que movilizar a la masa silenciosa, hay que confiar en el poder del individuo,

Hay que cambiar el paradigma en el sentido de que los problemas son de sobrepoblación y de contaminación. El origen es la cantidad enorme de habitantes que hay en la Tierra. La raíz del problema es el consumo y por tanto hay que cambiar la forma de economía que tenemos, cambiar el modelo económico, ya que tal como está no funciona. Esta economía capitalista está llegando a la crisis del postmodernismo. No funcionó. Tenemos que llegar al minimalismo como forma de vida. Es como el motoquero que con su moto y su saco de dormir, es el dueño del mundo o el  montañista que se echa a la espalda su saco de dormir, un anafre y un par de cosas y puede recorrer el mundo.

Si logras llegar al minimalismo y bajar un poco la tasa de población, puedes llegar a solucionar estos problemas de raíz. La Tierra es un ser vivo que tiene una cantidad limitada de recursos para los seres humanos. El año 10.000 AC eran alrededor de un millón de personas, el siglo XVIII llegó a 1.000 millones y hoy estamos en 7 mil. De 1 millón a 7.000 millones en 10 o 12.000 años.

 

Difícil tarea cuando la economía en Chile está centrada en el consumismo, aunque hay cada vez más grupos de personas que viven de acuerdo a otros principios.

-De eso se trata. Un poco como el llamado de la revolución de las flores, desde el colaboracionismo y no la competencia. Pero, el instinto de supervivencia y el miedo a no tener, lleva al hombre a unos extremos tremendos.

Pero, yo creo que las nuevas generaciones van a abrir el espacio de todas maneras. Ellos pueden, porque en el fondo no intentan decodificar para nada el mensaje que mandan los negacionistas del cambio climático, no lo intentan entender, no pescan. El negacionismo en ellos no tiene ningún efecto.

¿Por qué crees que el mensaje de Greta caló tan fuertemente en una parte importante de la población cuando muchos otros han dicho lo mismo?

-Lo(a)s líderes surgen en ciertos momentos no más, su carisma y su fuerza, todo se confabula para que se encarne esa energía en una persona que en ese momento toma el liderazgo. Creo que es lo que pasa en la historia con todos los grandes líderes, como Martin Luther King o Mandela. En ella se encarnó y le duele mucho a los dinosaurios capitalistas recalcitrantes. Les  molesta que una niña de 13 años sea irreverente y les diga en su cara verdades durísimas que son irrefutables.

¿En que está actualmente la Fundación Cumbre que diriges?

-La Fundación Cumbres está funcionando hoy con 20 personas, pero mi idea es que se transforme en varias sucursales, digamos franquicias de restauración psicofísica como método para sacar a los cabros chicos, sobre todo, de la pasta base, de las adicciones, que es el problema real que tiene Chile. No es la marihuana. Es el alcohol etílico y la coca en las poblaciones lo que está haciendo estragos.

En Cumbres se hace una conjunción entre el trabajo social con los niños y cuidado del medio ambiente. A los niños los llevamos a la montaña y todo gira en torno a ella. Como médico me interesa mucho trabajar con estos niños, pero también me interesa proteger y dar la lucha por el medio ambiente.

¿Qué importancia tiene la lucha por el medio ambiente hoy en tu vida?

-Me hace feliz. He estado muy triste por no poder subir a las montañas. Entonces, protegerlas le da un sentido a mi vida, me hace estar no tan melancólico.

90876553_503681390511604_1934863929121439744_n

“Tenemos las montañas, pero el acceso a las montañas nos limita”

 

¿Cuál es nuestra relación con la montaña, pensando en que somos un país de montañas?

-Nosotros los chilenos somos privilegiados por tener a Los Andes al lado, o sea vivimos en los Andes, estamos en la falda de la montaña. Santiago tiene pendiente, tenemos un barrio a 1000 metros y otro a 600 metros. Entonces cuando uno lo descubre, tú no sabes, por ejemplo, lo rico que es subir en moto a Farellones en un día de verano. La libertad que te da, dejas la moto y te vas a caminar media hora y listo. Tenemos eso al lado, pero no nos interesa.

¿Consideras que ha habido un aumento de personas disfrutando la montaña en los últimos años?

-Mira, yo he trabajado en eso del año 92, cuando subí el Everest, he escrito guías. Ha aumentado eso sí el número de personas que van a la montaña, ahora no somos dos o tres raros que andamos subiendo cerros, sino que hay harta gente que está en la onda del trekking, pero está surgiendo un problema y es el acceso. O sea, todas estas mineras e hidroeléctricas  no te dejan pasar a los fondos cordilleranos, aunque los ríos que están ahí son bienes nacionales y tendrían que dar una servidumbre de paso. El Ministerio de Bienes Nacionales no nos ayuda.  Ese es otro problema, tenemos las montañas pero el acceso a las montañas nos limita.

Como dato, tú sabes que podrías ir a buscar a los carabineros y decirles que necesitas pasar y que no te están dando servidumbre de paso a un bien nacional de uso público como es el rio. Los carabineros ahí tendrían que llegar, pero el tema es el trámite, que vayas, denuncies al tipo que no te dejó pasar, y ya no pasaste.  Si se trata de jóvenes de 19 o 20 años y les piden papeles, es chino y no van a querer volver.

Hoy día la excusa para impedir el acceso a lugares como El Yeso o los glaciares sobre Yerba Loca es el peligro de desprendimiento de piedras, aunque se sabe de empresas que están haciendo detonaciones. Pero, más allá de ese tema, ¿ves un peligro real a raíz del cambio climático para acceder a las cumbres?

-Una montaña sin glaciares es una montaña coja, y, por otro lado, si el clima se pone extremo el juego del montañismo se hace más peligroso, eso es lo que pasa. Ahora, el cambio climático en si mismo hay gente que no lo acepta. Los negacionistas dicen que son ciclos, pero tú te das cuenta de que la cantidad de CO2 de la atmósfera está en relación directa con el aumento de temperatura de la atmósfera. Por tanto, tenemos que el efecto invernadero es real. Clima significa que hay altos y bajos moderados y con esto el clima pasa a ser bipolar. Y yo creo que se está desordenando, es cosa de ver las inundaciones en el verano y las sequías en el invierno. Yo he sido testigo ocular de la retracción de todos los glaciares de Chile central. He sido testigo ocular de cómo Angloamerican destruyó el Glaciar Rinconada y la Punta Monolito. A mí no me cuentan esas cosas, porque yo soy montañista, vivo ahí y he caminado por esos lugares por muchas horas. Entonces creo que el cambio climático se ve realmente y es acentuado por la destrucción directa. Si destruyes directamente un glaciar qué quieres que te diga, o reemplazar bosque nativo por plantaciones de pinos, que son productoras de carbono.

¿Cómo puede ayudar la gente interesada en la defensa de Yerba Loca?

-Tengo un twitter que se llama @doctorpurto y hay unas campañas circulando por la redes sociales para no aprobar Angloamerican que ha hecho lobby, porque han hecho consulta a las poblaciones locales, pero tú crees que ellos van a tomar alguna acción con las consultas, yo no creo.

Para mí la montaña es vida, es libertad y es un regalo, yo he tratado de promover el trekking, no el montañismo extremo y creo que a las todas las personas que van les hace bien para la salud mental y física. La montaña es un antídoto a la vida cotidiana, a la vida metropolitana  tan ajetreada, lo han descubierto de a poquito. Ahora está amenazada, pero yo la voy a proteger mientras viva.