Elizabeth Taylor

Por Truman Capote Hace algunos años, algo más de quince, un amigo y yo decidimos incluir en el programa de actividades sociales neoyorquinas la convocatoria de una serie de almuerzos con invitado sorpresa; la idea parecía suficientemente divertida para febrero, el mes más aburrido en Nueva York, así que mi amigo y yo invitamos a otros cuatro amigos a un almuerzo en un departamento. La idea consistía en que cada uno de los seis comensales aportase un invitado adicional, un invitado «misterioso», de ser posible alguien interesante y famoso, pero al que el resto de los comensales, o al...

Read More