Cine. Tres carteles para un crimen

Con la muerte no se juega   Por Hugo Dimter Tres carteles a la orilla de la carretera que dicen: “Violada mientras moría” “Cómo pasó jefe Willoghby?” “Aún no hay arrestos?” Dos meses. Eso es lo que dura la trama en este pueblo racista y homofobico de Ebbing, en el sur de Estados Unidos. Es también el tiempo que la protagonista, Mildred Hayes, logra pagar por el arriendo de tres carteles publicitarios en la carretera, luego de siete meses del asesinato de su hija Angela, y que apuntan a la falta de resultados en la investigación. Pero no nos...

Read More