Miss Colombia

Por Persus Nibaes Me quedé unos días con un par de viejitos colombianos muy queridos, cómo dicen ellos, en su finca enclavada en las montañas de los Andes antioqueños. Él era un pastor luterano retirado y ella una oficial de la burocracia estatal, también retirada. Un mañana doña Celia dijo que iba al pueblo, a Guatapé a hacer unos trámites y que, con don Omar, nos íbamos a quedar solos así que fuéramos juiciosos. En pocos días yo tenía un avión de vuelta a Chile desde el aeropuerto de Río Negro, cerca de Medellín. Al otro día don Omar...

Read More