Juan Balbontín

Frutos secos Al final hay un patio pero antes la terraza con una banca que delimita la sombra de un breve espacio de luz y calor. Es el lugar ideal en un  verano osornino bastante displicente. Un cenicero, dos vasos pequeños. La tranquilidad que otorga la brisa en el remanso de Juan Balbontín, el escritor -o ex escritor; aunque nunca aspiró a serlo- que señala que la literatura no sirve para nada. Juan tiene 64 años pero vive como si tuviera 24. Es rebelde, crítico y anti sistema. Tal vez por eso abandonó la literatura, tan mercantilizada como la educación o la salud. Un...

Read More