La literatura de Eugenia se ha ido enriqueciendo a través de sus diversas obras. Son textos que exigen un esfuerzo. Pero nunca han dejado indiferente a nadie ya que abordan temáticas difíciles y complejas. Eugenia no se anda con chicas ni va a la segura. En cada libro se juega el todo y nada. Como la mayoría de los chilenos en un espacio amenazador al cual llamamos ciudad o país.