Rodrigo Cociña, ex diseñador de la revista Apsi y artista visual, creó el Taller Emilio Vaisse hace dos años en el barrio Italia. Quienes se han acercado a este lugar lo califican como un oasis en medio del desierto. No un desierto del arte sino el desierto de un arte específico que se ha vinculado en exceso al mercado y sus leyes. La batalla no es sólo de él sino de un gran número de personas -jóvenes y mayores- que tienen otra mirada de Chile y del mundo.