Un país de esclavos

Por Arturo Jaque Rojas Lo políticamente  correcto, sería deponer el feroz e inclaudicable discurso transgresor, y sumarse al orgasmo colectivo que experimenta  la ciudadanía, la nación, el país por el logro deportivo conquistado por nuestros guerreros espartanos, con la diferencia de que éstos sobrevivieron al enfrentamiento contra el monstruo. Dicho de otro modo, abatieron a un gigante, de suerte de emular la bíblica proeza de David. La Señora que gobierna este país, por un malhadado  designio de la casualidad, por de pronto, saca cuentas alegres y se  debe estar frotando las manos:  podrá disfrutar de  una  tregua, ya que  todos los canales, radios, diarios, revistas que  reproducen...

Read More