Bernardo Colipán

Para leer a mitad de la noche Hace inexactamente un par de años, un par de meses y un par de días Bernardo Colipán, poeta mapuche de hablar a veces enigmático, amante de su esposa, de sus hijos y de su pueblo, sintió que se moría. Pero no se moría físicamente sino de pena y de rabia. En ese entonces estaba investigando sobre la Matanza de Forrahue, ocurrida el 19 de octubre de 1912, 15 kilómetros al oeste de Osorno. Un golpeteo incesante se apoderó de su cuerpo y espíritu. Sintió que tenía que hacer algo sobre aquella lejana...

Read More