575888_427775150645103_919527797_n
El senador ha descartado esta iniciativa de manera altamente descalificadora,

OPAL.- Con ocasión de la visita del Senador Camilo Escalona a la Universidad Austral de Chile este lunes 25 de marzo de 2013, académicos, estudiantiles y organizaciones sociales y políticas de dicha ciudad han decidido entregarle una Carta Abierta, en el convencimiento de que Chile necesita una Asamblea Constituyente. El Senador Escalona, como es de público conocimiento, ha descartado esta iniciativa de manera altamente descalificadora, señalando que “sería fumar opio” incorporar a la discusión electoral la convocatoria de una Asamblea Constituyente.

Los organizadores han hecho llamado e invitación a toda la comunidad valdiviana a sumarse y firmar la carta, antes de su entrega el día lunes: “invitamos a todos y todas quienes quieran asistir a la entrega de la carta, a concurrir a la DAE a las 11:00 horas de mañana con sus cartelitos, pancartas y banderas para promover la ASAMBLEA CONSTITUYENTE.”

La Carta:

Honorable Senador
Camilo Escalona
PRESENTE

Nuestra Constitución, como usted sabe, fue impuesta en 1980 mediante un plebiscito carente de transparencia y en un contexto de supresión de los derechos políticos. Ella fue redactada por un estrecho grupo de asesores de la Junta Militar, respondiendo como es lógico a los intereses y las concepciones del mundo de ese pequeño grupo. En consecuencia, esta Constitución no sólo tiene un “pecado de origen”, como se dice a menudo, sino también un “pecado de contenido”. Como escribiera Andrés Bello ya en 1848, cuando el origen o causa de una Constitución esté “en las ideas, en las pasiones, en los intereses de partido, de una fracción social”, entonces “la constitución escrita no representará otra cosa que las ideas, las pasiones, los intereses de un cierto número de hombres que han emprendido organizar el poder público según sus propias inspiraciones”. “Lójico es, i mui lójico”, concluía Bello, “que un déspota, en la constitución que otorga, sacrifique los intereses de la libertad a su engrandecimiento personal i el de su familia. Lójico es que donde es corto el número de los hombres que piensan, el pensamiento que dirije i organiza esté reducido a una esfera estrechísima”.

La Constitución, en consecuencia, ha de modificarse, si es que Chile efectivamente quiere ser una república democrática. Bello hubiese concordado con ello, aunque hubiese observado que el “movimiento social debe influir en las leyes civiles; los lejisladores deben modificarlas para ponerlas en armonía con él: pero de que debiesen hacerlo no se sigue que lo hayan hecho efectivamente, i miéntras la modificación no se lleve a efecto, es evidente que las leyes civiles no pueden mirarse como emanadas de un movimiento social que no representan, que no ha obrado en ellas”.

Los legisladores, sin embargo, no han adecuado las leyes civiles al movimiento social. ¿Qué puede hacer el pueblo de Chile? Fray Camilo Henríquez respondía a esta pregunta en 1813: “El pueblo tiene siempre derecho de rever y reformar su Constitución. Una generación no puede sujetar irrevocablemente a sus leyes a las generaciones futuras”.

En definitiva, Honorable Senador, los abajo firmantes consideramos ilegítima esta Constitución tanto por su origen como por su contenido antidemocrático y reñido con los derechos humanos, particularmente con los derechos sociales, económicos y culturales del pueblo chileno. Como puede ver, no es el “opio” lo que nos lleva a creer en la necesidad de convocar a una Asamblea Constituyente para reemplazar esta Constitución. Por todo ello, lo llamamos a reconsiderar su posición y respaldar la demanda ciudadana por Asamblea Constituyente.

José Aylwin, profesor de Derecho Indígena, Instituto de Derecho Público
Sandra Bucarey, Instituto de Anatomía, Histología y Patología
Jimena Carrasco, profesora de Terapia Ocupacional, Facultad de Medicina
Pablo Donoso, Instituto de Silvicultura
Víctor Gerding, Instituto de Silvicultura
Debbie Guerra, Instituto de Estudios Antropológicos
Giovanna Iubini, profesora de Literatura Hispanoamericana, Instituto de Lingüística y Literatura
Juventudes Comunistas de Los Ríos
Roberto Morales, Instituto de Estudios Antropológicos, Secretario Directiva Sindicato de Docentes UACh
Carmen Gloria Muñoz, profesora de Terapia Ocupacional, Facultad de Medicina
Fernando Muñoz, profesor de Derecho Constitucional, Instituto de Derecho Público
Felipe Paredes, profesor de Derecho Constitucional, Instituto de Derecho Público
Juan Paredes, Instituto de Química
María Pía Poblete, Instituto de Estudios Antropológicos
Hans Richter, Director del Instituto de Anatomía, Histología y Patología
Vladimir Riesco, profesor de Derecho Ambiental, Instituto de Derecho Público
Yanira Zúñiga, profesora de Derecho Constitucional, Instituto de Derecho Público
Cari Alvarez, Secretaria General Federación de Estudiantes Universidad Austral de Chile
Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Región de los Ríos
Colectivo Jurídico CAL, Universidad Austral de Chile
Comunal Juventud Socialista, Valdivia
Izquierda Autónoma, Valdivia
Valdiversa, Unión Valdiviana por la Diversidad Sexual