“Sencillamente en la noche del sábado vimos dos peleas en una. Claritas las dos y con diferente resultado. Porque el comienzo del match fue una demostración neta de cómo Martín Vargas podía derrotar al campeón mundial. Un comienzo a ratos deslumbrante aunque con errores. Ahí, sobre la Plaza de Toros de Maracay, estaba dictando cátedra un futuro campeón del mundo. Y quienes estabamos viendo el combate por la televisión ya celebrábamos al primer campeón mundial de boxeo profesional nacido en Chile. Nunca se había visto tan soberbiamente dotado al osornino. En sus peleas con Canto supimos desde el comienzo que Martín no tenía posibilidad alguna de triunfar. Esta vez, esgrimiendo esa nueva arma suya, el recto de izquierda, dominaba el cuadrado, hacia retroceder al campeón, lo llevaba a las cuerdas y allí lo castigaba y allí sí que se advertían sus errores. Insistía en su derecha alta y no quería aprovechar la oportunidad de castigar a la línea baja, que era más fácil y que lo haría recoger buenos dividendos más adelante. Es lógico que Martín pensara liquidar el combate, pero pienso que erró el camino”, finaliza Míster Huifa, Renato González.

http://www.urbesalvaje.cl/deportes/deportes.html#martin-vargas

MARTÍN VARGAS vs BETULIO GONZÁLEZ

foto-martin02