La ciudad indecible. Poesía de Sara Vial

por Alone “Esta Sara Vial es trinadora” empieza Pablo Neruda en el prólogo a este libro y, poco después, agrega que tiene el corazón extremadamente eléctrico y que es “verdadera y cantarina esta suave y serena y sauce Sara”. ¿Para qué más? La crítica de unos trinos debería, en justicia, limitarse estrictamente a trinar. Todo lo demás es literatura. Pero la curiosidad de la gente pide más, pide un poco los trinos de la trinadora y eso no resulta ya tan difícil. Oigámosla en su mejor momento que es cuando sus trinos toman forma de sonetos y dice, por...

Read More