“Mario Soto mordió varias orejas en la final con Flamengo”.

ENTREVISTA A ARMANDO ALARCON   Por Rodrigo Ramos Una vez que los jugadores ven el camarín impregnado de faramalla triunfalista, se toman la cabeza. El martes 30 de noviembre de 1982, medio Chile pensaba que Cobreloa se transformaría en el primer campeón chileno de la Copa Libertadores. El equipo de Calama igualó de visita ante Peñarol en Montevideo, y ahora se jugaba en el estadio Nacional. Todo estaba dado para un triunfo. Sin embargo los jugadores no parecen convencidos; saben que al frente hay un gran rival: Peñarol mantiene uno de los equipos más brillantes de su historia con...

Read More